La realidad sobre la privatización

Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios o AGCS es un tratado internacional de la Organización Mundial de Comercio. El tratado se firmó para extender el sistema de comercio multilateral al sector de los servicios.

Servicios públicos tales como la sanidad,c21fca4c462d63f11a09972a6b289fa2
correos, educación, etc, no estaban incluidos en los acuerdos de comercio internacional. La mayoría de éstos estaban restringidos a empresas locales o administraciones públicas, con dificultades y restricciones para extenderse más allá de las fronteras nacionales. Sin embargo, en muchos países existía participación extranjera en el ámbito de los servicios. 

Suministros esenciales como lo son el agua o la electricidad a menudo son facturados a los consumidores o tienen una financiación mixta público-privada, por lo que podría argumentarse que se prestan de modo comercial, como el CYII (CAM), ahora llamado EDAR.

El agua, un bien necesario para la vida, está siendo arrebatado de las manos del pueblo por grandes multinacionales que buscan únicamente el beneficio máximo dejando muy en duda su calidad y composición.

Lo mismo puede decirse de varios servicios relacionados con la sanidad y la educación, que ciertos países pretenden exportar. 

La AGCS pretende introducir la privatización paulatina de la sanidad en España. Las facilidades y ayudas que ofrece el estado a empresas privadas de este sector fomenta el aumento de ingresos en corporaciones sanitarias frente a los recortes sufridos en el campo de la sanidad pública.

El derecho básico, que toda persona posee a una educación de calidad, se esta viendo coartado brutalmente gracias a las políticas de austeridad que impone el gobierno en el estado español.

El aumento de las tasas universitarias, la reducción de las becas, el coste de matriculación en cursos superiores, etc, deja ver claramente la intención de mantener a la clase trabajadora cada vez más sumisa y conformista. Aunque creemos que el sistema educativo actual necesita más que una simple reforma, sostenemos que la cultura en general debe ser gratuita y accesible.

Bajo la definición recogida en el AGCS, cualquier servicio se presta en condiciones comerciales, a excepción de ciertas áreas como la policía, defensa y justicia.

A largo plazo, esto podría propiciar la privatización o mercantilización de gran parte, o incluso de todos los servicios públicos disponibles para la población, considerados como un derecho social sostenido mediante impuestos. En su lugar se pasaría a un sistema en el que los servicios serían prestados por concesionarias privadas, o incluso a un sistema totalmente privatizado en el que éstos estarían disponibles solo para quienes puedan pagarlos, acentuando aún más la desigualdad social.

Este proceso se encuentra bastante avanzado en muchos países, a menudo sin informar o consultar a la ciudadanía.

La desinformación en torno a este tratado esta generando un conflicto de intereses individuales en la lucha contra la privatización de todos los servicios públicos, imposibilitando la unión de todos los colectivos combativos gracias a los métodos de distracción utilizados a diario por el poder establecido.

Infórmate y lucha contra la privatización por parte de la Organización Mundial del Comercio.

La lucha debe ser común.

Anuncios

Publicado el 3 abril, 2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: